Cuidar la pileta
Cuidar la pileta

El mantenimiento de las piletas de natación nunca ha sido algo sencillo y generalmente se utilizan productos químicos capaces de erradicar las baterías que puedan almacenarse en el agua después de cierta cantidad de tiempo. Sin embargo, estos mismos químicos son los que originan reacciones alérgicas o enfermedades en la piel de los bañistas, por ese motivo se ha estudiado una serie de métodos alternativos que sirvan para mantener aseadas las piscinas sin necesidad de utilizar estos productos.

Para el mantenimiento de la piscina se deben tomar en cuenta una serie de características fundamentales. La primera es el ajuste del PH, el cual debe situarse entre 7.2 y 7.6.

Preservar la piscina
Preservar la piscina

Si los valores son demasiado elevados, se presentan irritaciones dérmicas y oculares. Cuando el PH tiene valores inferiores a los mencionados, se corre el riesgo de sufrir corrosión. Por otro lado, está la fase de desintoxicación del agua, aún hay personas que utilizan el cloro para esto, pero a lo largo de este contenido vamos a explicar varios métodos naturales efectivos.

Proceso de electrólisis para el cuidado de las piletas

Este es uno de los procedimientos naturales para el cuidado de piscinas, se basa en introducir el agua en el depurador para comenzar con la limpieza, durante esa fase el agua va a transitar por los electrodos del depurador, los cuales van a tener diferentes descargas que se encargan de desinfectar el agua sin necesidad de utilizar cloro líquido, en pastillas o cualquier otro producto químico. Una vez culminada esa fase, el agua vuelve a la piscina totalmente desinfectada, libre de algas e impurezas.

Este método tiene un 90% de efectividad en la limpieza del agua, existen personas que alegan que para llegar al 100% se debe combinar con una pastilla de cloro, sin embargo, se puede sustituir este químico por el oxígeno, pues surte efectos similares al primer componente. Con este proceso de limpieza se evitan las irritaciones dérmicas y oculares porque las cloraminas son totalmente eliminadas. El mantenimiento no es tan costoso y tampoco amerita hacerlo diariamente, lo único que hay que hacer es llenar los depósitos de sal.

Ozono para el mantenimiento natural de las piscinas

Este elemento es incluso mejor que el propio oxígeno, con él se puede purificar el agua y todos los utensilios especiales para el mantenimiento de esta. Las moléculas de ozono son espectaculares y naturales, existen desde el comienzo del universo y no suponen ningún tipo de peligro para los bañistas. Puedes utilizar el ozono en el proceso de electrólisis si lo deseas o simplemente apegarte al oxígeno, cualquiera de las opciones hará que tu piscina se mantenga limpia por largos periodos de tiempo, evitarán la aparición de algas y demás microorganismos que deterioran la salud dérmica.

Mantener la pileta
Mantener la pileta

Utilizar estos métodos naturales se ha tornado bastante sencillo durante los últimos años y la cantidad de personas beneficiadas se multiplica, además, suponen un gran ahorro porque no se hace un mantenimiento diario y no se gasta en productos químicos periódicamente.