El Congreso Argentino emprendió el debate sobre el proyecto de ley de alquileres

0
224

Pese a las quejas y alegatos negativos respecto a la aprobación del proyecto de ley de alquileres, el congreso argentino decidió comenzar con los debates pertinentes para que la nueva ley de alquileres sea vigente en todo el territorio nacional. Daniel Lipovetzky, presidente de la comisión de la legislación general de la cámara de diputados, es quien comanda estas discusiones y se espera que, en los próximos días, Argentina tenga un nuevo decreto que regule el canon de arrendamiento, las comisiones y las cláusulas para terminar un contrato de alquiler.

El presidente Macri dijo anteriormente que buscaba que el gasto de los inquilinos sea justo, que no sufra alteraciones desproporcionadas y que existiera igualdad o al menos un trato justo entre el propietario del inmueble y el inquilino. Las compañías inmobiliarias no tardaron demasiado en alegar que este tipo de acciones podría reducir la demanda en materia de alquileres en el territorio argentino y la economía se vería realmente afectada, sin embargo, hay aspectos que se deben tomar en cuenta para poder aceptar este proyecto.

Muchos creen que habrá una retracción de ofertas en alquileres

Este proyecto de ley busca respaldar al inquilino y precisamente ese es el temor principal de los propietarios, pues si no se sienten seguros por su propia legislación al momento de hacer un contrato de alquiler, no van a ofrecer sus propiedades como inmuebles para alquileres. Según el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, la ley tendría muchos vacíos que no benefician para nada al propietario del inmueble y así como ellos, otras compañías inmobiliarias han emitido varios comunicados con diferentes puntos de vista.

Lo que se conoce hasta ahora de este proyecto de ley, es la duración de los contratos, los cuales se pretenden extender hasta 3 años, los alquileres podrían actualizarse cada semestre de acuerdo con la inflación que sufra la economía argentina y a los aumentos salariales correspondientes. Por otro lado, se habla de la prohibición del cobro de comisiones al inquilino y al deber del propietario en pagarlas, además, se habla del término de los contratos, pues sólo podrá llegarse a este punto por mala convivencia o por la violación de algunos de los ítem contractuales establecidos.

Se estima que antes de que culmine este mes, el senado pueda aprobar la ley de alquileres y, al menos para finales del 2018, más de 7 millones de argentinos que viven en inmuebles alquilados puedan tener un respaldo justo de sus derechos y deberes como inquilinos.